Tres características de una línea ética exitosa

  1. By Pablo Maldonado

Las líneas éticas o buzones de denuncias son hoy en día una necesidad innegable en las empresas. Por un lado está la cuestión de acoso laboral o mobbing, que afecta en gran manera a las empresas mexicanas. Del otro lado tenemos el fraude y la corrupción. Una línea ética con las características adecuadas puede ser exitosa prevenir ambas.

Las líneas éticas o buzón de denuncias ayudan en ambos casos. Nos permiten identificar y prevenir situaciones que perjudican al bienestar organizacional. Esto repercute en la empresa, a corto, mediano y largo plazo. En el caso de fraude o corrupción, puede tener una repercusión en la imagen y credibilidad. En algunos casos, esto ha significado el cierre permanente.

Los beneficios que reportan nuestros clientes son: disminución en litigios y problemas legales, se encuentran una mejora en la productividad, disminución de defectos y hasta un aumento notable en la creatividad. Por tanto, son indispensables en una empresa de alto rendimiento.

La pregunta del millón es: ¿cuáles son las características de una línea ética para ser efectiva? Hay muchos proveedores de líneas éticas, sin embargo no todos cuentan con las siguientes características.

Confidencialidad

Una de las más importantes características de una línea ética exitosa es la confidencialidad. De acuerdo a un estudio de la consultora KPMG en México, el 73% de los denunciantes prefieren no mencionar su identidad. Para evitar el miedo a represalias, los colaboradores deben saber que en todo momento están protegidos por el anonimato.

Alcance y acceso adecuado

Los colaboradores deben poder acceder a la línea ética en un ambiente seguro. Pero esto difícilmente sucede en el lugar de trabajo. Muchas veces, tampoco es posible en horario laboral. Algunas empresas hacen disponible la línea ética solamente a través de la intranet. Pero al hacer esto se pone en juego también la primera regla: confidencialidad.

El estudio de KPMG citado arriba nos indica que el 65% de los colaboradores prefieren denunciar de manera telefónica. Sin embargo, creemos que esto puede deberse a un efecto generacional. Una aplicación móvil o una plataforma accesible desde el hogar a través de internet es una mejor solución.

Seguimiento

La tercera, pero no menos importante, característica de una línea ética exitosa es el seguimiento. Debe ser claro para el colaborador que la empresa tomará acción a su denuncia. Asegurarle que no se quedará solamente «en el aire». Un chat anónimo es una herramienta muy valiosa en este caso.