¿Qué es el Mobbing o Acoso Laboral?

  1. By Pablo Maldonado

El acoso laboral o mobbing es un fenómeno social presente el casi cualquier lugar de trabajo y afecta a un alto porcentaje de los trabajadores en las empresas e instituciones de todo México.

La Organización Mundial de la Salud define el mobbing como «El comportamiento agresivo y amenazador de uno o más miembros de un grupo, hacia un individuo en el ambiente de trabajo. El objetivo de este acoso es producir temor, desprecio o desánimo en el trabajador hasta que éste renuncie o sea despedido».

La OMS también indica que para que pueda considerarse mobbing o acoso laboral se deben dar cinco factores importantes:

• Que no sea un suceso puntual y que al menos se prolongue durante 6 meses.
• Que sea frecuente y suceda, al menos, una vez a la semana.
• Que haya una víctima concreta, es decir, que no sea simplemente una situación de mal ambiente laboral.
• Que el acoso perpetrado no sea consecuencia de la conducta de la víctima.
• Que el acosado no muestre un trastorno de personalidad previo con historial de conflictividad.

El resultado de este tipo de conductas deriva en grandes daños a la salud física y psíquicas de las víctimas afectando directamente su calidad de vida.

De acuerdo con la Comisión Nacional de los Derechos Humanos se distinguen los daños:

Físicos y psíquicos:

Estrés, ansiedad, depresión, frustración, impotencia, insomnio, fatiga, disminución de la autoestima, humillación, cambios en el comportamiento, aislamiento, deterioro de las relaciones sociales, enfermedades físicas y mentales, úlcera, suicidio, hábitos adictivos.

Que afectan a los empleadores:

Disminución de la productividad por dificultad para trabajar individualmente o en equipo, desmotivación y ausentismo, alta rotación de los recursos humanos, deterioro de las relaciones laborales, gastos por procedimientos administrativos, jurisdiccionales e indemnizaciones.

Que afectan a la sociedad:

Costos a largo plazo para la reintegración de las víctimas, incremento de la violencia laboral, discriminación en el empleo, gastos en procesos administrativos y jurisdiccionales.

Sociales:

Aislamiento, deterioro de las relaciones sociales, sufrimiento de un estereotipo negativo, ausentismo, despido en el trabajo, renuncia al trabajo, mal desempeño y disminución de la productividad, discapacidad laboral, entre otras.

Referencias: